Archivo del mes de abril, 2018

La humildad

La humildad es el conocimiento de uno mismo y la sinceridad para expresarlo con veracidad y criterio a los demás.

El problema es que el concepto de humildad tiene dos significados, uno coloquial de uso peyorativo, donde humilde es el pobre, el que se considera menos y se degrada, Y es un uso tristemente inexacto y muy generalizado de la palabra. La virtud de la humildad se refiere al conocimiento de si mismo, la aceptación de los limites y la conciencia de las virtudes y cualidades que uno tiene. Ser humilde es el equilibrio construido por el auto-conocimiento, esto significa, ni vanagloriarse innecesariamente, ni degradarse para aparentar ser algo que no se es. Ser humilde es ser sincero al hablar de uno mismo, pero teniendo el suficiente criterio para poder ser veraz, y vale recordar que hay una gran diferencia entre ser sincero (sinceridad) y decir la verdad (veracidad), pues uno puede estar sinceramente equivocado.

Humilde viene de un vocablo latin que puede traducirse como “con los pies en la tierra”

Ser humilde significa ser realista con la percepción que tienes sobre ti mismo. Implica reconocer tus fortalezas, pero tus debilidades también; conocer tus talentos, pero también tus limitaciones. Todo lo que esté por encima o por debajo de esta percepción objetiva de ti mismo es soberbia.

De la Biblia (cito siendo agnostico):

“Por la gracia que se me ha dado, les digo a todos ustedes: Nadie tenga un concepto de sí más alto que el que debe tener, sino más bien piense de sí mismo con moderación, según la medida de fe que Dios le haya dado.” (Romanos 12:3)

De la wikipedia:

“Desde el punto de vista virtuoso, consiste en aceptarnos con nuestras habilidades y nuestros defectos, sin vanagloriarnos por ellos. Del mismo modo, la humildad es opuesta a la soberbia. Una persona humilde no es pretenciosa, interesada, ni egoísta como lo es una persona soberbia, quien se siente auto-suficiente y generalmente hace las cosas por conveniencia.”

Así que la idea generalizada que en cuanto a humildad, entre mas te degrades o humilles mas humilde eres es equivocada. No puedo ser humilde si niego quien soy y quien he construido de mi en esencia con un duro esfuerzo. Soy una persona valiosa que ha trabajado duro, y que ha adquirido madurez, conocimiento y experiencia y el ser quien soy, conocerme y aceptarme no es una muestra de soberbia, sino al contrario, de humildad.

Continuando con el hilo, el ser humilde me permite también percibir la grandeza, virtudes y talentos en los otros seres humanos, y es aquí donde entra una de las cosas mas lindas de mi filosofía y de la humildad en si, y es el ser capaz de poner a cualquier ser humano (en especial a aquellos que ***podrían*** ser considerados inferiores a ti, como tus maestros), creo que la humildad de una persona sale a luz en especial cuando puede aprender de esas personas que parecen estar a primera vista en una posición inferior a la de uno. Y es una de las cosas de las que puedo sentir orgullo de haber aprendido a hacer, ver a cualquier ser humano como un conjunto de experiencias y enseñanzas irrepetible e invaluable, y ser capaz de aprender una gran lección de vida y admirar con un corazón puro a todo ser humano, como por ejemplo un indigente, una señora que trabaja haciendo limpieza, o un chico que vende caramelos para sobrevivir. Esto es un acto de tremenda empatia y humildad, pues sé reconocer en ellos las virtudes necesarias para resolver muchas de las carencias que hay en mi, y en consecuencia con una actitud responsable busco usarlos como maestros y ejemplo para mejorar.

Por poner un ejemplo, si eres ingeniero, has viajado por el mundo, conocido a una gran mayoría de tus mejores colegas, tienes muchísima experiencia, hay personas que valorar, aprecian y admiran tu trabajo y reconoces que hay verdad en decir que eres uno de los mejores en tu profesión, estas siendo humilde al aceptarlo, no es soberbia.

El orgullo igualmente tiene dos significados, uno negativo y otro el honor de haber logrado o conseguido algo con esfuerzo. El orgullo negativo (o soberbia, o el ser orgulloso) es lo contrario a la humildad. Cuando yo reafirmo algo que no soy, estoy siendo orgulloso, soberbio, falso, y no hay humildad ahi, cuando afirmo que soy menos con el fin de parecer humilde estoy mintiendo igual, pues quiero aparentar ser grande en la virtud de la humildad, cuando no lo soy, pues no se necesita exagerar para ser humilde. Si en cambio soy sincero con lo que soy, soy humilde.

Querer aparentar ser menos capaz de lo que realmente se es, no es humildad. Humildad es auto-conocerse, conocer al prójimo, apartar el orgullo y reconocer en cada ser humano un maestro, y con todo eso poder ser sincero y critico sobre si mismo. Eso, eso es ser humilde.

El carácter.

La gente malentiende el carácter, creyendo incorrectamente que una persona con “carácter fuerte” es aquella que habla fuerte, decidida, quizas agresiva, se enoja con facilidad y tiene a imponer su voluntad sobre los demás, cuando esto es en realidad un temperamento explosivo… y un carácter débil.

El carácter (como virtud) es simplemente la capacidad o medida en la que un ser humano puede mantenerse fiel a sus principios, a su ética y a su personalidad en circunstancias duras, atipicas o complicadas.

Yo tengo un conjunto de 12 personas a quienes he estudiado a detalle y a quienes decido consultar mental e imaginariamente cuando debo tomar alguna decisión difícil, de entre ellos Mahatma Ghandi representa el carácter, su capacidad para permanecer paciente, su templanza para continuar fiel a su corazón y su voluntad incansable para controlar sus impulsos son el mejor ejemplo de lo que significa tener un carácter fuerte.

Por ello tal vez, el silencio es la muestra mas grande de las personas con carácter fuerte.

ArnoldRoa.com