Crecimiento Personal

MENSA, IQ alto, superdotados, ¿Génios?

Yo punteé para MENSA cuándo tenia 13 (150+), entré a un colegio para niños con IQ alto, colegio lo deje por decisión propia un par de meses después, porque me di cuenta que el mayor potencializador humano son las hábidlidades sociales. Que estádisticamente, la gran mayoria de personas que hicieron grandes aportes a la humanidad no tenian un IQ extremadamente alto, sino sólo superior a la media. Que las personas con IQ muy alto (170+) terminan cayendo en una trampa definida por su propia capacidad lógica que les impide relacionarse con las demás personasl (muy probablemente debido a que tiende encontrarse aburrido interactuar con personas que no “comprenden” como ellos), y esta “trampa” les impide acceder a la mayor capacidad y potencializador de las habilidades del ser humano, que es la socialización. Pero no solo eso, sino que las personas con IQ extremadamente alto incluso les cuesta interactuar entre ellos.

Por eso termine asumiendo la postura de que las pruebas de IQ no aportan nada más alla que elevar el ego de quien rankea alto. Son muy poco fiables en cuanto a su resultado, pues varia respecto al estado de animo, la concentración, y cosas tan aparentemente ajenas como la alimentación, los habitos de sueño o la actividad fisica, y por sobretodo (y debido a la naturaleza misma de la plasticidad del cerebro humano) la familiaridad con las pruebas. Me di cuenta que solo miden la hábilidad logica-matematica en base al tiempo, y no el amplio expectro de inteligencias y capacidades del ser humano.

Alfred Binet nacio en 1857, su idea medir la inteligencia es obsoleta, imprecisa e inpractica. No tiene ningún sentido en seguir haciendole bombos y platillos a un parametro que no determina absolutamente nada el éxito, las capacidades, o la felicidad a lo largo de su vida de una persona. La inteligencia es un concepto abstracto que no se puede expresar en números, ni medir en base al tiempo. Ya Gardner mostró el concepto de inteligencias multiples hace casi 4 decadas y como bien dijo Victor Frankl, cada escuela psicologica responde a las necesidades y al ambiente de una época, ya no estamos en 1800.

Piensen en la escritura, o en la aparición de la lengua. El ser humano vivio miles y miles de años sin progreso hasta el momento en que aparecio la escritura y los lenguajes se volvieron más estructurados. A partir de entonces hemos literalmente cambiado el mundo, y no fue por el IQ altísimo de un par de persona, fue por que esas herramientas nos dieron la capacidad de INTERACTUAR entre nosotros.

Creo que un verdadero superdotado es aquel capaz de sacar el máximo potencial de otro ser humano. No aquel que puede responder preguntas de logica en el menor tiempo posible.

Al fin y al cabo no es necesario ser sobresaliente en el área lógica para ser inteligente, todo depende como definamos la inteligencia. Como lo explique en mi comentario original creo que el mayor potencializador humano es la capacidad de cooperar entre nosotros. No entre genios, sino entre humanos.

Imágina un ser humano socialmente muy inteligente, pero en cuanto a inteligencia logico-matematica pobre. Esta persona es muy habil para tratar, influenciar y convencer a otras personas. Es carísmatico, inspira confianza y genera entusiasmo. Esta persona logra convencer y orquestar a 10 personas que tienen un IQ de 170, para que trabajen en sus proyectos. Y además, logra motivarlos de tal manera que trabajan con pasión, permitiendo un rendimiento mucho mejor.

El problema de intentar medir con números la inteligencia está también en el hecho de que una persona con un IQ de 150 (muy alto) va a rendir mal si está deprimida o no encuentra pasión en lo que hace. De nada sirve ser un genio en si no tienes un motivo o una razón. De nuevo citando a Victor Frankl, la fuerza que da vida a un hombre es sentir que tiene un sentido, una razón por la que vivir. Sin eso (metas, sueños, planes, objetivos, razones) nos desvanecemos, nos perdemos. Creo que aún marcando bajo (90) en un test de inteligencia puedes lograr muchísimo en tu vida si eres perseverante y sientes pasión por tus sueños.

Otro problema es que la mente se puede entrenar, puedes pasarte dias enteros haciendo tests de inteligencia y eventualmente lograrás marcar un IQ de 130 o más, pero eso no te hace más inteligente, solo te hace bueno haciendo tests de IQ, y pregunto, ¿Es eso es inteligencia? Es Igual que si practicas muchos años haciendo que se yo, cirujias neurologicas, terminaras siendo bueno en eso, y la practica, la perseverancia, la pasión son elementos más poderosos que un numero alto en un test de IQ.

Quizas la capacidad de observación, la paciencia, la perseverancia, la capacidad de socializar, motivar y dirigir a otros seres humanos sean indicadores mas precisos de “inteligencia”, y los tests de IQ no miden eso, solo miden lo rápido y preciso que eres para resolver tests de… lógica. Qué poco inteligente y simplista es creer que la inteligencia humana se reduce a la lógica. Quizas sean buenos para medir AI, no humanos.

Mi hijo y yo usamos cepillos de dientes rosados!

 

Hoy por hoy culturalmente el rosado representa la sexualidad femenina y el azul representa su contraparte masculina. Por más que haya o no una lógica sensata detrás, la sociedad en general lo acepta y entiende así, sin siquiera preguntarse ni por mera curiosidad el por qué de esto. Algo triste pero que hace parte del centenar de cosas que la gente acepta y sigue sin cuestionarse (unas mas dañinas que otras). Y es que por lo general cuesta bastante detenerse, reflexionar, cuestionar y atreverse a derrumbar nuestros prejuicios y costumbres, aun cuando esta más que claro que todo progreso y desarrollo surge de esa simple pero a la vez difícil tarea.

Hace poco llegue yo a la conclusión de que la madurez de un hombre puede medirse en la capacidad que tiene para ser superior a su propia cultura. En su voluntad e interés en derrumbar sus tradiciones para de esta manera depurar y desarrollar su propia identidad. 27 años en este planeta me han enseñado que pocas son las personas a quienes les interesa tener y defender su identidad. Para que molestarse?

Y que tanto daño puede hacer el color rosado?

Nuestra sociedad la tenemos tajantemente dividida entre hembras y machos, en rosa y celeste, en muñecas y carros, en negros, gitanos o peruanos. Y en este proceso enseñamos a nuestros hijos a llenarse de etiquetas y centrarse en las diferencias entre ellos, y OJO! que no solo es de genero. En vez de observar y apreciar las cosas que como seres humanos nos unen, y nos permiten llegar a alcanzar el conocimiento para nutrirnos de nuestras diferencias. Cómo podemos esperar que nuestros hijos aprendan a escuchar al otro, a sentir empatía y compasión por los demás si solo los alimentamos con las cosas que los separan al uno del otro? No es esta, al ojo de la sensatez, una ruta segura para causar conflicto? Y no es así como nos venimos criando? Es que ni los hombres son de marte, ni las mujeres de venus, ambos somos de esta tierra.
Volviendo al rosa, lo gracioso es que hace menos de 100 años el rosado (y rojo) era aún un color exclusivamente masculino, un color que representaba la virilidad, la hombría, la masculinidad y la fuerza. El color rosado era normalmente usado por príncipes, y se puede ver aún en los representaciones del divino niño jesus, “rey de reyes”, como usaba siempre una tunica rosa. No creo que el dios-padre-todo-poderoso-omnipotente-y-creador quisiera vestir a su niño, primogénito y heredero con un color con el que la gente pudiera decir que su hijo es “rarito”, “amanerado”, o “afeminado”, todo lo contrario, Jesus, como rey de reyes debía usar un color que trasmitiera fuerza, valentía y hombría: el rosado, pues al fin y al cabo en la mitología cristiana Jesus es quien va a venir a causar una verdadera trifulca aquí en la tierra, a cortar con su espada cabezas a diestra y siniestra y acabar con el enemigo supremo de su padre, es por esta razón que el niño Jesus siempre era representado con una tunica rosada.

Por otro lado, el celeste un color muy femenino, era comúnmente usado para representar la suavidad, paz, ternura, virginidad y femineidad de la virgen maria. El celeste es un color que representa lo femenino, por eso, las princesas siempre eran vestidas de celeste. De hecho hay una muy linda pintura de la reina Isabel vestida de celeste cuando era todavía una bebé. Y hablando de planetas, Marte (tierra de los hombres) es rojo, rosado. Y Venus (de donde vienen las mujeres) es azul, celeste.

Y como cambio esto? Bueno, las guerras del siglo pasado, los uniformes militares dejaron de ser rojos, los tintes sintéticos se abarataron, la gente quería vestir a sus niños de marines y marineros, vino la revolución femenina, las chicas también tenían derecho a usar el rojo, a trabajar y a estudiar, y las niñas pequeñas tenían el derecho a usar el rosa, porque no eran el sexo débil. Así que la moda le dio un vuelco total a la costumbre popular y sumergió nuestra generación en un paradigma mental ridículo en donde un niño tilda agresiva y peyorativamente a otro de homosexual por vestir el mas mínimo rosa.

Las costumbres dañan nuestra humanidad, nos encasillan y nos vuelven presos y al mismo tiempo carceleros de nosotros mismos, siendo solo el residuo innecesario de una causa que probablemente jamás conocimos, compartimos ni entendimos. Y ahi nos quedamos, prostituyendo nuestra identidad por tan solo imitar. Como miserables zombies sin cerebro.

Tristemente hay cosas que seguimos y creemos sin cuestionar, algunas causan un daño casi imperceptible como el color rosa, otras afectan directamente nuestra salud, como muchos hábitos alimenticios, hay otras que dañan a las personas, a los desconocimos y a nuestros seres queridos. Y las defendemos y continuamos solo por que son parte de una triste cultura y tradición sin siquiera tener la valentía de preguntarnos el por qué.

Bien dice aquel poeta colombiano: Muertos no son los que yacen en la tumba fría. Muertos son los que vagan con el alma adormecida.

Así que este rosa en nuestro cepillo de dientes es la lección con la que quiero demostrarle a mi hijo que no debe hacer las cosas solo por que se le dice que lo haga, por que los demás lo hacen, o por mera tradición o costumbre, es una manera de mostrarle que vale más nuestro pensamiento que las risas, burlas y opiniones de los demás, es una manera de mostrarle que debe ver siempre cual es la razón de una costumbre o una orden, analizar si esas razones siguen siendo validas en las condiciones actuales y si están en concordancia con sus valores y principios. De lo contrario prefiero que vaya preso a que doblegue sus convicciones. Porque al fin y al cabo es GRACIAS A LOS HOMBRES QUE HAN TENIDO LA VOLUNTAD PARA DAR SU VIDA POR SUS CONVICCIONES QUE LA HUMANIDAD ES QUIEN ES HOY. Muy poco hubiéramos andado si dependiéramos de aquellos que se avergüenzan si es que el vecino se rio de el, por vestir de rosa…

Mi hijo y yo usamos de vez en vez cepillos de dientes rosados para recordar la importancia de no seguir la corriente, cuestionarse, de ser desobediente y rebelde. Porque el rosa en nosotros simboliza la valentía para pararnos erguidos dispuestos a defender quienes somos, para defender nuestros principios, ética y valores por encima de los comentarios de los demás y por luchar por lo que creemos que es correcto.

Para terminar dejo el poema del colombiano Antonio Feijoo, quien paradójicamente, pese a no ser tan antiguo vivió en una época en donde hubiera sido tachado de “rarito” de haber vestido una camisa celeste.

“No son los muertos los que en dulce calma
la paz disfrutan de la tumba fría,
muertos son los que tienen muerta el alma
y viven todavía.
No son los muertos, no, los que reciben
Rayos de luz en sus despojos yertos,
los que mueren con honra son los vivos
los que viven sin honra son los muertos.
La vida no es la vida que vivimos,
la vida es el honor y es el recuerdo.
Por eso hay muertos que en el mundo viven
y hombres que viven en el mundo muertos.”

Y dejo también un video a un muy conocido experimento, el de los monos y las bananas.

 

Ludopatia, dependencia e independencia

Los juegos no son malos, si hay niños con problemas el asunto esta en que los padres son irresponsables y actúan por inercia en el proceso de crianza de sus hijos, los videojuegos NO son una niñera, son una gran herramienta pedagogica.

Si, existen muchos casos de ludopatia, es cierto, pero es culpa de los padres. Así como tambien existen muchos casos de obesidad infantil. No es culpa de la comida, es culpa de los padres.

O acaso vamos a decir que los niños no deben comer NADA porque el alimento los esta volviendo obesos?. Toda cosa buena en exceso es mala, la prohibición no es la clave, la clave esta en el equilibrio. A los niños hay que enseñarles a tener control sobre si mismos, no tratarlos como pequeñas maquinas que deben hacer todo lo que queramos y a los que golpeamos cuando hacen una cosa mal, hay que enseñarles a ver las consecuencias de sus actos, no torturarlos porque de esta forma solo los condicionamos a la dependencia. Y no solo a nosotros, a cualquier cosa externa que pueda ejercer control sobre ellos, como un juego, la comida, o cualquier otro vicio.

Pienso igual con los adultos, si una persona es obesa la solución no es prohibirle comer, la solución está en enseñarle a comer equilibradamente.

Ambos extremos son malos (tanto el libertinaje como la prohibición), y por ironico que parezca causan el mismo mal: la dependencia. Una persona a la que se le prohibe comer va a buscar hacerlo a escondidas cuando no estemos, así que va a ser dependiente tanto de nosotros para poder comportarse bien, como de la comida para satisfacer su adicción. ¡Todavía peor!

La clave está en fortalecer los principios y valores que guían hacia le independencia: la responsabilidad para ser conscientes y capaces de enfrentar los resultados que causan nuestras propias acciones y la templanza para poder ser fieles y dueños de nuestras decisiones.

La dependencia implica condicionamiento, los seres humanos tenemos la capacidad de adquirir principios, los principios nos dan la capacidad de gobernarnos a nosotros mismos. Cuando condicionamos a un niño lo hacemos dependiente.

La independencia es la actitud mental que adquiere un hombre maduro de hacerse responsable. Es no dejarse llevar por el barco sino tomar el control del mismo para el bien de todos los tripulantes. Es un cambio de prioridades en nuestra mente y es la decisión de actuar sin miedo al error para dar soluciones que traigan armonia no solo para uno mismo sino para todos, es la determinación para tomar las limitantes como el más valioso activo y olvidarse de cualquier excusa que busque evitar hacer lo que guia nuestros principios. Es la voluntad para asignarse a si mismo la culpa y la decision de asumir como propios los errores de los demás. Es la fuerza para poner como guía de cualquier decisión los propios principios en lugar de los prejuicios, costumbres u opiniones de los demás.

La independencia no tiene NADA que ver con vivir solo, tener dinero, o echar por tierra las opiniones de los demás. Pensar que es así es confundir la independencia con una mezcla de autosuficiencia y egoismo.

El secreto de la felicidad

Cometer errores no es nada malo. Forman parte de la vida y son esenciales para el crecimiento personal.

«La felicidad es fruto del buen criterio, el buen criterio es fruto de la experiencia, y la experiencia es fruto del mal criterio.»

¿Cómo motivar a los programadores?

¿Cómo motivar a los programadores?

Son muchos los directivos y responsables de RR.HH. en empresas de software que no terminan de encontrar respuesta a la pregunta de cómo motivar a los empleados. Son muchos, porque la preguntita es un estereotipo desgastado en ámbitos de management y de gestión de personal.

Esta piedra, en la que tropiezan repetidamente tantos gestores no es exclusiva de empresas de software; y es posible que en determinadas industrias haya trabajos en los que pueda resultar complicado contar con personas o equipos motivados; pero en el desarrollo de software lo realmente extraño es justo lo contrario: tener programadores desmotivados.

-¡Vaya! ¿Conque te han castigado?
Tom no se dignó a contestar. Seguía pintando entusiasmado, separándose de vez en cuando de la valla y observándola con mirada de artista.
Ben, que tenía en la mano una manzana muy apetitosa, se quedó con la boca abierta, pues no acertaba a comprender nada.
-Oye, Tom, me voy a nadar, ¿no quieres venir? ¿O es que tienes que trabajar?
-¡Hola, Ben! Estaba tan entusiasmado pintando la valla que ni siquiera te había visto.
-¡No dirás que prefieres trabajar a ir a nadar!
-Depende de lo que tú llames trabajo. A mi me encanta pintar la valla.

Mark Twain. Las aventuras de Tom Sawyer

¿Por qué es divertido programar?. ¿Qué beneficios esperan obtener los programadores?
Primero, por el placer de construir cosas. Al construir cosas, los adultos experimentan el mismo placer que los niños al jugar con el barro, especialmente si construyen cosas que ellos mismos han diseñado.
Segundo, por el placer de hacer cosas que puedan resultar útiles a otras personas. En realidad lo que persiguen es que otros usen su trabajo y lo encuentren útil.
Tercero, por la fascinación de ver trabajar sistemas complejos, que asemejan rompecabezas en los que se integran diferentes piezas y partes móviles, que interactúan entre sí para llevar a cabo las funciones que inicialmente se han previsto.
Cuarto, por el placer de estar siempre aprendiendo al trabajar cada vez en proyectos de características diferentes.
Y por último, por el placer de construir con un material tan maleable y tan etéreo. El trabajo del programador, como el del poeta, se construye de forma sutil desde la materia pura de su pensamiento. Puede construir castillos en el aire, sólo con el esfuerzo de su imaginación. Pocos medios de creación son tan flexibles, tan limpios y fáciles de remodelar, para desarrollar complejas estructuras conceptuales.

Frederick P. Brooks. The Mythical Man-Month

Sourceforge.org: Un millón de programadores trabajando en más de cien mil proyectos, con la única motivación de realizar el trabajo.

¿Cuál es la cuestión?
¿Cómo motivar a los programadores?….
¿O cómo no desmotivarlos?.

Cada día un anciano recibía insultos y burlas de los niños del vecindario. Un día, recurrió a una treta, ofreciéndoles un dólar si volvían al día siguiente para repetir los insultos. Los niños acudieron, le hicieron rabiar y a cambio se ganaron su dinero.
El anciano les prometió de nuevo. “Si volvéis mañana, os daré cincuenta centavos”. Y acudieron otra vez y, tras insultarle, recibieron su paga. El anciano les animó para que le siguieran haciendo enfadar al día siguiente, aunque esta vez a cambio de 20 centavos.
Los niños se indignaron: no iban a insultarle por tan poco dinero.
Desde entonces el anciano vivió tranquilo.

No se ha publicado en ninguna parte del mundo estudio alguno que haya demostrado un aumento duradero del rendimiento por medio de sistemas de incentivos

Alfie Kohn. Punished by Rewards

Algunas empresas diseñan sistemas de incentivos vinculando retribución extra a los resultados, cumplimiento de fechas, etc.
¿Los incentivos aumentan la motivación?
¿Los incentivos matan la motivación?

La cultura de la organización, el estilo y las torpezas de gestión pueden ser fuentes importantes de desmotivación

Trate a las personas como cosas o como animales. Pero antes de que nos precipitemos en nuestro juicio y pensemos que sólo monstruos stalinianos o hitlerianos son capaces de una cosa así, veamos primero en qué consiste eso.
Empecemos por darnos cuenta de que “tratar mal” a las cosas o a los animales no es, en general, lo que suele hacer el ser humano. Bien al contrario es mucho más frecuente que las trate incluso mejor de lo que sería lógico esperar. Fijémonos, por ejemplo, cómo trata normalmente la gente a un coche de la gama alta, o a un traje, o a un animal de una cierta entidad como un caballo o un perro de raza…
… Tratar a un ser humano como una “cosa”, entonces consiste en cuidarle para que dure, no ocuparse en absoluto de lo que piensa y darle la cantidad de dinero que “el mercado” dice que hay que darle. Esto es “mantenimiento”. No hacerlo es “dejadez o caradura”…

…Pero si de lo que se trata es de trabajar con animales, uno suele tener en cuenta (a menos de que sea muy lerdo) que una cierta relación hay que establecer, que hay cosas que quieren y que hay cosas que no quieren, y que se puede tratar de condicionarles para obtener los resultados que se desean…
… Para un animal, un azucarillo hoy puede ser únicamente una golosina, y mañana pasar a ser el desencadenante de un determinado movimiento. Los animales no tienen “opinión” y por tanto no hay ninguna necesidad de escucharla ni de tenerla en cuenta….
…Ignorar las opiniones de las personas, sus puntos de vista, sus soluciones a problemas reales, es tratarles como animales. Y usted destroza la organización, porque ellos lo notan. Si se resisten, usted siempre puede argumentar que “les falta información”, o les falta “visión de conjunto”… le hará sentirse maravilloso a usted mismo, porque usted sí tiene información, visión de conjunto, y sabe de técnicas empresariales…
…Pero es tratarles como a animales, porque las personas tienen otras cosas que aportar además del esfuerzo físico (la “mano de obra”) y/o mental elemental. De hecho, y para ser precisos, es tratarlos como si en lugar de pertenecer a la especie Homo sapiens pertenecieran a la Homo faber, un antepasado del hombre actual sólo útil para trabajos manuales o de segundo orden.

Josep M. Rosanas Martí. Cómo destrozar la propia empresa y creerse maravilloso

Usted ha escuchado mucho acerca de la escasez de talento. Lo que debe recordar es que, para los lugares de trabajo atractivos, no hay escasez de talento. Las compañías que carecen de talento, ¡probablemente se lo merecen! Cualquier persona que sea lo suficientemente inteligente como para trabajar en una compañía de alta tecnología, debe también ser tan listo como para no estar en un lugar de trabajo tóxico. Y si trabaja en uno, tan pronto como pueda se irá.

Alan M. Webber. Danger: Toxic Company

…Luego me ocurrió lo mismo cuando, como director de seminarios, tuve que enfrentarme constantemente a la pregunta de los directivos: “Qué debo hacer para motivar a mi gente?”.
Me contenía para no contestarles con otra pregunta: “¿Qué es lo que ha hecho usted para des-motivarla?”.
Pronto comprobé que quienes no dejaban de preguntar por nuevas fórmulas de motivación eran sobre todo los malos directivos: los que ni querían dirigir ni eran capaces de ello.

Reinhard K. Sprenger. El Mito de la Motivación.

ArnoldRoa.com