Ludopatia, dependencia e independencia

Los juegos no son malos, si hay niños con problemas el asunto esta en que los padres son irresponsables y actúan por inercia en el proceso de crianza de sus hijos, los videojuegos NO son una niñera, son una gran herramienta pedagogica.

Si, existen muchos casos de ludopatia, es cierto, pero es culpa de los padres. Así como tambien existen muchos casos de obesidad infantil. No es culpa de la comida, es culpa de los padres.

O acaso vamos a decir que los niños no deben comer NADA porque el alimento los esta volviendo obesos?. Toda cosa buena en exceso es mala, la prohibición no es la clave, la clave esta en el equilibrio. A los niños hay que enseñarles a tener control sobre si mismos, no tratarlos como pequeñas maquinas que deben hacer todo lo que queramos y a los que golpeamos cuando hacen una cosa mal, hay que enseñarles a ver las consecuencias de sus actos, no torturarlos porque de esta forma solo los condicionamos a la dependencia. Y no solo a nosotros, a cualquier cosa externa que pueda ejercer control sobre ellos, como un juego, la comida, o cualquier otro vicio.

Pienso igual con los adultos, si una persona es obesa la solución no es prohibirle comer, la solución está en enseñarle a comer equilibradamente.

Ambos extremos son malos (tanto el libertinaje como la prohibición), y por ironico que parezca causan el mismo mal: la dependencia. Una persona a la que se le prohibe comer va a buscar hacerlo a escondidas cuando no estemos, así que va a ser dependiente tanto de nosotros para poder comportarse bien, como de la comida para satisfacer su adicción. ¡Todavía peor!

La clave está en fortalecer los principios y valores que guían hacia le independencia: la responsabilidad para ser conscientes y capaces de enfrentar los resultados que causan nuestras propias acciones y la templanza para poder ser fieles y dueños de nuestras decisiones.

La dependencia implica condicionamiento, los seres humanos tenemos la capacidad de adquirir principios, los principios nos dan la capacidad de gobernarnos a nosotros mismos. Cuando condicionamos a un niño lo hacemos dependiente.

La independencia es la actitud mental que adquiere un hombre maduro de hacerse responsable. Es no dejarse llevar por el barco sino tomar el control del mismo para el bien de todos los tripulantes. Es un cambio de prioridades en nuestra mente y es la decisión de actuar sin miedo al error para dar soluciones que traigan armonia no solo para uno mismo sino para todos, es la determinación para tomar las limitantes como el más valioso activo y olvidarse de cualquier excusa que busque evitar hacer lo que guia nuestros principios. Es la voluntad para asignarse a si mismo la culpa y la decision de asumir como propios los errores de los demás. Es la fuerza para poner como guía de cualquier decisión los propios principios en lugar de los prejuicios, costumbres u opiniones de los demás.

La independencia no tiene NADA que ver con vivir solo, tener dinero, o echar por tierra las opiniones de los demás. Pensar que es así es confundir la independencia con una mezcla de autosuficiencia y egoismo.

Tags:

Este post ha sido escrito por:

- quien ha escrito 34 posts en ArnoldRoa.com.
Arnold Roa es un analista en ciencia tecnológica especialmente interesado en innovación y nuevas tendencias. Desarrolla aplicaciones web, electrónicas y de telecomunicaciones desde hace 9 años en Colombia, Perú, Chile, Argentina y México.

ArnoldRoa.com