Democracia

La democracia es una forma de gobierno de idiotas, básicamente dice: “Mi ignorancia es tan válida como tu conocimiento”.

El éxito

Jamás conseguirás obtener el placer del éxito sin arriesgarte al dolor del rechazo.

Cargar a mi hijo

Yo cargo el mayor tiempo posible a mi hijo en brazos y cada vez que me lo pide porque quiero que se acostumbre.

¿No es eso lo que tiene que hacer un bebé, acostumbrarse a sentirse amado y respaldado con sus padres?. No puede ser malo acostumbrarse a que tus padres te lleven en brazos, porque no hay nada que ofrezca más protección, más cariño, más calor y más autoestima que el que tus padres cuenten contigo teniéndote cerca de ellos, de su corazón y de sus besos. En fin, no puedo entender que alguien sugiera que para que un niño crezca feliz y autónomo deba sentir el desapego y la separación, a menudo forzada. Estoy completamente convencido que para que un ser humano adquiera una verdadera independencia, autoestima y autonomía necesita el constate amor y apego de sus padres durante su desarrollo.

En muchas ocasiones el resultado de no cargarlo o dejarlo llorar es precisamente el que se busca, que el niño llore menos y solicite menos la presencia de sus padres. El objetivo se consigue, pero no porque el bebé haya aprendido a satisfacer sus propias necesidades, sino porque ha aprendido a NO pedir lo que necesita. Se consigue una persona pasivamente dependiente, sin autoestima, y sin el deseo de salir adelante.

 

Desobediencia

En mi vida aprendí que solo siendo desobediente pude serle obediente a mi propia esencia. Para mi primero esta el interior, luego cualquier palabra escrita.

Que le he pedido a Dios

Quiero compartir las cosas que siempre he pedido a Dios*:

* Antes que nada la fortaleza para no pedir nunca por mi, para no esperar recibir nada, la fortaleza para soportar, y agradecer por todo lo difícil y por todo lo malo. A agradecerle por la confianza que el pone en mi al darme experiencias difíciles.
* El don de saber dar, para hacer sonreír el alma de los demás.
* Gratitud sincera y perpetua, la capacidad de maravillarme y saber percibir hasta inundar mis ojos de emoción por la más sencilla de las cosas.
* Sabiduría.
* Templanza, para ser fiel a mi ser.
* Paciencia y prudencia.
* Saber dar amor a los demás como solo una o dos personas que conozco pueden hacerlo.

Aparte de eso, siempre he pensado que el ya sembró con creces lo suficiente como para resolver por mi propia cuenta cualquier otra situación.

 

ArnoldRoa.com